Ríos

El Miño, el Ladra y el Narla, junto con múltiples arroyos recorren el municipio y dan lugar a parajes de gran belleza a la vez que permiten la práctica de la pesca e incluso, en tramos, de la natación, el baño reposado o el piragüismo, a las personas aficionadas a estos deportes.